EL ENEMIGO SILENCIOSO, PAPILOMA HUMANO: LO NATURAL LE TIENE YA LA CURA

VPH significa “virus del papiloma humano”. Es la infección sexualmente transmitida más común que existe. Por lo general, el VPH es inofensivo y desaparece espontáneamente, pero algunos tipos pueden provocar verrugas genitales o cáncer.

Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo de virus relacionados entre sí. Pueden causar verrugas en diferentes partes del cuerpo. Existen más de 200 tipos. Cerca de 40 de ellos afectan a los genitales. Estos se propagan a través del contacto sexual con una persona infectada. Algunos de ellos pueden ponerle en riesgo desarrollar un cáncer.

Existen dos categorías de VPH transmitidos por vía sexual. El VPH de bajo riesgo causa verrugas genitales. El VPH de alto riesgo puede causar varios tipos de cáncer:

Cáncer de cuello uterino
Cáncer del ano
Algunos tipos de cáncer oral y de garganta
Cáncer de vulva
Cáncer de vagina
Cáncer del pene

Las infecciones por VPH son las infecciones de transmisión sexual más comunes en los Estados Unidos. Cualquier persona que ha sido activo sexualmente puede contraer el VPH, pero usted está en mayor riesgo si ha tenido muchas parejas sexuales o si ha estado con alguien que ha tenido muchas parejas. Debido a que es muy común, la mayoría de las personas se contagian con VPH poco después de ser sexualmente activos por primera vez.

Algunas personas desarrollan verrugas genitales por infección con VPH, pero otras no muestran síntomas. La mayoría elimina las infecciones de VPH en dos a tres años sin desarrollar cáncer. Sin embargo, algunas infecciones pueden persistir por muchos años. Estas infecciones pueden generar cambios en las células que, si no se tratan, pueden volverse cancerosas.

REMEDIOS PARA TRATARLO

El ajo : Son incontables las propiedades del ajo para nuestra salud: es un potente antimicrobiano gracias a la acción de la alicina, uno de sus principales componentes. Puedes tomar cápsulas de ajo refinado (se consiguen en las tiendas naturistas) o aumentar la ingesta de ajo crudo en tus comidas.

Aceite de árbol de té: Es uno de los remedios más usados para tratar las verrugas genitales, debido a que el aceite del árbol de té es un protector antiviral, antifúngico y antibacteriano. Desinfecta heridas, trata infecciones , pero recordemos que no es un tratamiento curativo, solo paliativo.

Su uso es muy sencillo: moja una bola o un bastón de algodón con aceite de árbol de té y aplica en el área afectada todos los días antes de dormir.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*