CHAMPOO EN CASA

Un champú natural es una alternativa saludable para el cuidado de tu pelo, ayuda a combatir los problemas capilares más comunes desde la caída del pelo, falta de brillo o de grosor a la vez que lo hidrata y nutre. De esta forma podrás lavar tu cabello, dejándolo limpio, fuerte y libre de sustancias tóxicas.

Seguramente conocen las propiedades benéficas del aloe vera para el cabello. Ya hablamos hace mucho tiempo de como tener esta planta en casa y usarla para hacer gel de aloe vera para poder aprovechar al máximo esta y otras propiedades.

¿Quieres aprender cómo hacer shampoo casero natural y ecológico? Si estás buscando opciones para cuidar más de tu salud y del entorno al mismo tiempo, una de los aspectos que seguramente tendrás que cambiar es la compra de productos de higiene y belleza. En el caso del shampoo, tienes la opción de buscar en el mercado y comprar un champú sin sulfatos, ni siliconas, ni parabenos, en definitiva, sin químicos, pero también puedes optar por preparar uno en casa.

A continuación en EcologíaVerde explicamos cómo hacer champú casero natural a partir de varias recetas muy útiles, usando aloe vera, bicarbonato, hierbas como romero, aceite de almendrar y más productos naturales. Para que sea además un producto ecológico, evitaremos el uso de glicerina neutra, pues contiene grasas vegetales y animales, y en su lugar usaremos saponaria y nueces de lavado. Toma nota y luce un cabello sano de forma natural.

Ingredientes:

1 penca (hoja de aproximadamente unos 15 cm) de Aloe Vera.
1 rama de romero fresco(aproximadamente una cucharada).
Medio kilo de jabón de glicerina.
2 cucharadas de zumo de limón.
150 ml de agua* mineral o filtrada
2 cucharadas de aceite de almendra dulce.

PREPARACION:

En una batidora de vaso o con un mixer o algún otro robot de cocina debemos mezclar la hoja de aloe vera y el romero, la penca del aloe podemos pelarla un poco como cuando la ocupamas para hacer el gel y lavarla para quitar el exceso de aloina, auqneu no es extrictamente necesario para esta receta.

Si observamos que la mezcla está muy pastosa y poco hidratada iremos colocando agua de a poco hasta obtener la consistencia de un gel.

Luego colocamos la mezcla obtenida al baño maría y cuando ya este caliente vamos poniendo de a poco el jabón de gilcerina picado con cuchilla o rallado, para que se integre más fácil por último el limón y el aceite de almendras.

Cuando esté bien derretido, debemos colocar en un molde rectangular, dejar endurecer y cortar en pequeños rectángulos (rinde más de una barra). Se puede usar papel parafinado o similar para envolver el champú solido y natural y así conservarlo, es ideal también para regalar a nuestros amigos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*