agua tibia con limon

Si bien es cierto que el consumo de bebidas naturales, como zumos, infusiones herbales y tés puede resultar beneficioso para la salud, a continuación nos centraremos en los beneficios del agua tibia de limón.

Beneficios que puede brindar el agua tibia de limón
Refuerza el sistema inmunitario

te gustan nuestras recetas as click aqui :

Los limones son ricos en vitamina C, que es ideal para mantener la salud del sistema inmunitario. Son ricos en potasio, que estimula el cerebro y la función nerviosa. El potasio también ayuda a controlar la presión arterial.
El ácido ascórbico (vitamina C) que se encuentra en los limones posee efectos antiinflamatorios y se utiliza como apoyo complementario para el asma y otros síntomas respiratorios, además de que mejora la absorción de hierro en el cuerpo.
Los limones también contienen saponinas, que muestran propiedades antimicrobianas que pueden ayudar a mantener la gripe y otros problemas a raya.

Mejora la salud de la piel

El componente de la vitamina C, así como otros antioxidantes, ayuda a mantener una piel sana y radiante.
El ácido ascórbico (vitamina C) que se encuentra en los limones favorece la curación de heridas. Además, es un nutriente esencial en el mantenimiento de la salud de los huesos, el tejido conectivo y los cartílagos.

Como se ha indicado previamente, la vitamina C también muestra propiedades antiinflamatorias. En conjunto, la vitamina C es un nutriente esencial en el mantenimiento de la buena salud y la recuperación del estrés y las lesiones.

Refresca el aliento
Una bebida cítrica es ideal para refrescarse en esos días calurosos de verano. Por otra parte, en lo que respecta al agua tibia de limón, esta también viene a ser una buena opción para tener un aliento más fresco, tanto después de haber disfrutado de una comida principal como después de haber pasado varias horas sin comer.

El sabor es ácido pero aumenta la excreción de ácidos por la orina, por lo que su efecto en la sangre y el organismo es alcalinizante (y, por ello, desintoxicante). El pH del limón es de 2,6, posiblemente uno de los más ácidos entre las frutas. El pomelo, la naranja, la piña –o el tomate– también son ácidos.

Un vaso de agua con medio limón aporta 2 kilocalorías, y a cambio nos ofrece potasio (10 mg), vitamina C (4 mg), flavononas (2 mg de eriocitrina, diosmina, hesperidina y naringenina) y algo de fibra (0,5 g). Esta fórmula resulta depurativa y mejora la circulación de la sangre.

El agua con limón es un remedio de primera elección para resfriados y faringitis. Se ha atribuido su eficacia como estimulante de la inmunidad a su contenido en vitamina C. Sin embargo, aunque el limón es rico en esta vitamina, no es una «bomba».
El efecto se debe, según estudios realizados, a la combinación de aceites aromáticos y fitonutrientes como las flavanonas, que multiplican por 200 la capacidad estimulante de la vitamina C.

Gracias al contenido en citratos (230 mg en 5 ml), previene la aparición de cálculos renales. El consumo del jugo de medio a un limón cada día eleva significativamente los niveles de citrato en la orina, lo cual reduce la formación de cálculos en el sistema urinario (en riñones y vejiga).

El agua con limón también ayuda a mejorar la inmunidad. La acción conjunta de la vitamina C y las flavononas incrementa el número de glóbulos blancos, las células defensivas capaces de eliminar virus, bacterias y células enfermas. Por ello se recomienda en el tratamiento dietético de las infecciones, especialmente las respiratorias.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*