En solo 4 días limpiaras tu hígado, bajaras de peso y desintoxicar tu organismo

El jengibre es uno de los potenciadores del metabolismo más eficaces que hay en la naturaleza. Excelente para desinflamar, mejorar la digestión, reducir el colesterol, quemar grasa, además de que tiene efecto relajante, lo que ayuda a controlar la ansiedad por la comida. A mí me encanta.

Amplia tradición medicinal

El uso del jengibre en la salud es antiquísimo. El famoso médico Galeno utilizaba este tubérculo aromático para corregir tumores y defectos del cuerpo; mientras que Avicena, prestigioso médico persa lo recomendaba como afrodisiaco.

Lo cierto es que el jengibre ha sido objeto de múltiples investigaciones serias por sus efectos positivos en la salud, especialmente por sus propiedades antiinflamatorias y, por supuesto, por su poder quema grasa. Ojo, no te estoy recomendando un producto milagro, sino una simple ayudita a tu organismo que solo funciona con alimentación aquilibrada y ejercicio.

Jengibre para adelgazar

Un remedio muy utilizado para perder peso es la infusión de jengibre con limón, una combinación efectiva por varias razones que te pongo sobre la mesa para que las consideres,

Por un lado, porque el limón tiene propiedades diuréticas, desintoxicantes y que favorecen la pérdida de grasa (además de ser rico en vitamina C y antioxidantes) y por el otro tenemos los beneficios desinflamatorios del jengibre. ¡Juntos son poder!

Cómo preparar té de jengibre con limón

Es tan sencillo como preparar cualquier otro té.

1. Lava perfectamente el jengibre, recuerda que es una raíz.

2. Escurre y quítale la piel.

3. Corta en trozos medianos y agrégalos en una olla con agua hirviendo.

4. Deja que hierva por unos minutos y retira del fuego.

5. Debe permanecer en reposo por al menos 10 minutos.

6. Cuélalo y sírvelo.

7. Si no te gusta su sabor «picoso» puedes agregarle una cucharadita de miel pura de abeja

Jengibre con limón para la tos y la gripe

Generalmente, la tos es causada por la gripe, el resfriado común, la bronquitis, el asma u otras afecciones del sistema respiratorio. Cuando se presenta durante la noche o madrugada, puede llegar a ser tan molesta, que la persona no logra conciliar el sueño. Un buen remedio en estos casos es tomar té de jengibre con limón y miel.

Promueve la sensibilidad a la glucosa

Investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Sidney, Australia, descubrieron que el jengibre es un propulsor de la sensibilidad a la glucosa. Esta característica no sólo ayuda en la pérdida de peso, también ofrece grandes beneficios para personas con diabetes tipo II.

Ayuda a controlar el apetito y favorece la digestión

El jengibre también es considerado un supresor del apetito y con propiedades digestivas. Es decir, los compuestos del jengibre estimulan la producción de jugos gástricos, fortalecen los músculos del intestino e incrementan las contracciones musculares en el estómago.

Ejercicio y dieta equilibrada, fundamentales

Ya te lo dije pero creo que es importante que lo recalque. Aun cuando el jengibre es sumamente benéfico, las dietas milagro no existen y sólo podrás ver resultados drásticos si acompañas tu té de jengibre con una dieta equilibrada, ejercicio regular y un consumo mínimo de dos litros de agua al día.

Por otro lado, el uso del jengibre tiene sus contraindicaciones. No es recomendado durante el embarazo y la lactancia, así como en personas con problemas de coagulación sanguínea.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*